Para Pamela: Cómo manejo mi blog

Hace unos meses atrás una de mis subscriptoras (Pamela) me hizo algunas preguntas y me pareció que hoy es el momento adecuado para ponerlas en práctica.

  • ¿Cómo haces?
    • A esta pregunta solo puedo decir que todo depende del tema que quiera tratar, bien sea un poema, verso o bien un escrito tipo ensayo más serio. Todo depende de mi estado de ánimo y qué quiero expresar.
  • ¿Para quién escribes? Tienes un público específico.
    • Escribo para un público en general, no para un especifico, pero si para quien se sienta identificado con lo que escribo.
  • ¿Cómo me hago para conocer?
    • Me inscribo en todas las redes sociales que pueda y hago la mayor publicidad posible por todos los medios posibles.
  • ¿Qué me recomiendas?

Depende de lo que quieras. En mi caso mi idea principal con el blog era dar a conocer lo que hago, lo que me gusta y es mi medio de expresión. Es un lugar donde puedo dejar mi imaginación a flote sin importar los tabúes sociales. Así que lo que te puedo recomendar es que en todo momento seas autentica a tu persona y a tus ideales.

Estaciones sin tempo

Nos perdimos por un momento,

entre las dudas y los recuerdos,

quizás no notamos que la primavera llegaba su fin,

y el calor del verano nos ponía a prueba.

Nos faltó preparación para lo que venía,

el otoño con su viento helado marchitando recuerdos y anhelos.

Las esperanzas ya yacen marchitas en una esquina de la habitación

dónde dejamos lo último que cubría nuestro pudor

hoy llega el invierno y lo único que nos acobija es la certeza de que llegará otra estación para borrar los recuerdos.

Venezuela no es lo que soñé

Venezuela, es una tierra de contrastes, una tierra divida por la política y las ideologías malsanas que solo han hecho de este hermoso país uno de los más pobres, pero la pobreza no solo radica en una economía que va capa caída, sino en unos valores que se encuentran en vía de extinción.

Es duro, si me preguntas, despertarme cada día y darme cuenta que este país no es lo que yo esperaba y anhelaba, sé de muchas personas que están en el extranjero y  lamenta haberse ido, pero cuando la seguridad, la comida y la salud son un lujo, entonces la estadía en tu país de origen se vuelve cada vez más difícil.

Muchas veces me he preguntado ¿Cuánto podemos aguantar? Y me doy cuenta que ya ha sido demasiado, todos los días veo colas para poder adquirir alimentos y productos básicos los cuales debería garantizar el Estado como entidad garante de los derechos para sus ciudadanos; pero poco le importa al gobierno de turno la calidad de vida de sus conciudadanos, lo que en verdad les interesa es mantenerse en el poder a toda costa, sin importar a quienes se lleven por el medio, y lamentablemente los más afectados, así no se den cuentan, son los sectores más pobre de la sociedad.

No obstante, los pequeños y medianos empresarios se ven cada día más afectados por aquellas medidas arbitrarias de un gobierno populista, burlista y resentido. Al parecer el éxito no es más que una medida para lastimar a aquellas personas que creen en el progreso del país.

No hay peor gobernante en el mundo que aquel que daña a sus seguidores por la avaricia que corre por sus venas.

Juegos de dudas

Despacio tus manos juegan a negarse

Despacio yo juego a cazarte,

¿Será… que el tiempo se vuelve polvo?

¿Será que despacio nos vamos conociendo?

Lánguidamente se caen los muros

Con lo poco que queda al descubierto

¿Será que entendemos las horas?

¿Será que el compromiso es ilusión?

Al menos ya sé lo que me espera

Tick-tock, tick-tock… suenan las agujas del reloj

Tick-tock, tick-tock… aquí viene la decision

Tick-tock, tick-tock cada quién tiene su reloj.

Carta II

Cuando el día se convierte en el atavío moderno de la locura constante y de la melancolía que galopa en la noche me acuerdo de tantas cosas, me acuerdo de las personas que ya no están y las que aún siguen en pie. Recuerdo cada momento como si fuera ayer, porque esos momentos felices son el propulsor de mis días, porque quiero seguir viviendo en las sonrisas de las personas que amo, y de las que amé, porque a pesar del dolor de las partidas, quiero seguir pensando que cada detalle que di sigue ahí intacto, quizás pienses querido lector que estoy siendo ilusa o demasiado optimista, pero piensa por un segundo… para una persona que se avoca a los demás no hay mayor alegría a que te recuerden sin necesidad de que le den algo a cambio, recuerdo que me dijeron que sonaba temerario porque a la larga significa que yo doy el todo por el todo sin importar qué. Pero la verdad… es que es la única manera en la que puedo vivir, es la manera más hermosa que tengo para demostrar cuánto amo y lo que haría por las personas a las cuales considero valiosas.

No quiero poner nombres porque no hacen faltan, pero sí puedo hablar de detalles que llenaron mi alma, caricias que derribaron barreras, abrazos que me hicieron sentirme bendecida, besos que robaron parte de mi inocencia y me devolvieron sentimientos únicos e intensos. Hay tantos detalles que no logro como enumerarlos o ponerlos en palabras, hay risas que me fustigaron el alma de alegría, cuando pensaba que ya era suficiente. Y por qué no, hay personas que nunca pensé conocer y que se volvieron en mucho más de lo que podría imaginar.

No tengo razón alguna para escribir esta carta o confesión, pero siento que debo agradecer a tantas personas que seguramente olvidaré sus nombres, pero sé que si leen esta entrada sabrán quienes son, y sabrán que los amo, y que siempre los amaré.

 

MIDS

J’écris car tu existes

Dans le couloir de ma mémoire tu habites.

Dans le couloir de ma mémoire tu donc existes.

Dans le pénuries du jour, tu es la pleine poésie que allumée mon chemin.

Si me quieres, si te gusto, date el lujo de decirlo, antes de que me acabe esta botella y se olvide hasta mi nombre. 

Manijas (Quisiera ser)

Existo entre el quizás y él podría ser… existo en una realidad que asumimos cuando un encuentro fortuito se hace cada vez más cercano. Pierdo las manijas del reloj cuando estoy atesorando los momentos que quedan y los que no volverán. 

Me cuesta comprender cómo una situación llega de la nada y se trasforma en algo;  que no tiene nombre, pero que me hace sentir bien, a pesar de que sé lo que puede llegar a pasar… la distancia es el componente que juega y el tiempo es el actor que nos involucra en un situación que aún no lo logro comprender del todo.

Me disculpas si te digo: “sé que nos vamos a romper el corazón, pero prefiero eso, a preguntarme el por qué no lo intentamos.”

 

Quisiera ser sincera, quiero tales cosas que tu boca promete y que no cumple.

Quisiera ser la dueña, la única, de tu eternidad limitada.

Quisiera ser el verso que se esconde en tu mirada cuando la noche alberga esperanzas y el día una despedida.

Quisiera ser los besos que escapan de tu alma cuando la desnudez se agolpa en tu carne.